de del

Una araña adicta a la gasolina obliga a Mazda a llamar a revisión más de 40.000 coches

Una especie de araña 'adicta' a la gasolina ha obligado a Mazda a llamar a revisión unos 42.000 coches para solucionar un defecto en la fabricación del depósito de combustible que permite a este insecto 'enredar' con sus telas de araña y provocar la obstrucción de sus sistemas de alimentación y ventilación.

La araña de saco amarillo, como se conoce a esta especie de nombre científico casi impronunciable (Cheiracanthium punctorium), es una singular especie arácnida originaria del continente americano que se siente atraída por el olor de la gasolina. Y por culpa de este instinto más de 40.000 Mazda6 fabricados entre 2010 y 2012 (generación anterior al actual) en Estados Unidos se están viendo afectados por su acción con riesgo, incluso, llegado el caso extremo, de generar un incendio en su interior.

Ayudadas por un diseño del tanque de combustible que les permite acceder al interior de un modo sencillo, estas arañas tejen sus telas en el sistema de alimentación y ventilación produciendo una restricción del flujo de combustible que, a su vez, puede reducir la presión enla limpieza de vapores. Ello provoca la posibilidad de que las paredes del propio depósito se agrieten y se generen fugas de combustible con riesgo de incendio, según denuncia la autoridad de seguridad vial en EEUU (NHTSA).