de del

Nuevo Fiat 124 Spider, de roadster japonés a deportivo clásico italiano

Algo hacía falta en la gama Fiat, algo que no llamáramos Panda ni Punto, que no tuviera techo ni tampoco ediciones Barbie. Ese algo, que debía ser concebido a manera de roadster, ahora es oficial. El fabricante italiano ha utilizado el Salón de Los Ángeles como escaparate de su nuevo clásico instantáneo, el Fiat 124 Spider.

Por meses se ha hablado de la colaboración entre Mazda y Fiat para la creación de un roadster, que al final se ha materializado en el nuevo 124. Utiliza la plataforma del MX-5, pero no es una copia descarada del descapotable japonés, simplemente ha interpretado sus virtudes a la italiana.

Si tenías duda de cómo se movería el nuevo Mazda MX-5 con motor turbo, Fiat tiene la explicación. El 124 Spider, lejos de utilizar los motores SKYACTIV, recibe la misma mecánica que el 500 Abarth: unmotor de 1.4 litros MultiAir Turbo de 160 CV y 250 Nm de par, encargado de impulsar al eje trasero a través de un cambio manual de seis velocidades. Opcionalmente se puede pedir con uno automático también de seis cambios.

La ligereza sigue siendo el valor principal en la construcción del chasis del Fiat 124 Spider, que recurre a materiales livianos y a un reparto de pesos perfecto para que, en conjunto con la puesta a punto de la dirección y la suspensión, el roadster italiano se disfrute desde el asiento del conductor.

El habitáculo es, probablemente, lo que menos ha trabajado Fiat en el 124, no por la selección de materiales —que de hecho es bastante buena— sino porque es prácticamente el mismo que el Mazda MX-5. Si ignoramos el emblema de Fiat al centro del volante, el salpicadero es idéntico al del roadsterjaponés... y no es ninguna queja. Incluso el sistema de infotenimiento ha sido heredado del MX-5; en lugar de contar con la tradicional interfaz UConnect de FCA, el Fiat 124 Spider lleva el sistema de Mazda —Fiat Connect 7.0— que incluye pantalla táctil de 7 pulgadas, control multimedia en la consola central y conexión Bluetooth. El resto del equipamiento se puede resumir en asientos calefactables forrados en cuero, encendido por botón y sistema de sonido Bose con nueve altavoces.

En contraste, el diseño exterior del Fiat 124 Spider poco tiene que ver con el del Mazda MX-5. Conserva la silueta, pero el diseño de faros, pilotos, calandra y tomas de aire es completamente italiano. El coche fue diseñado en el Centro Stile de la firma en Turín, Italia, y por sus líneas agresivas y genética italiana, tiene todo el potencial de convertirse en un clásico, justo medio siglo después del debut del modelo original, en el que sobra decir, está inspirado.

Con motivo de su lanzamiento, Fiat ha preparado una edición especial llamada Prima Edizione Lusso, limitada a 124 unidades que destacan por llevar la etiqueta conmemorativa, el número de la unidad, pintura Azzurro Italia (azul), asientos forrados en piel Saddle premium y, como experiencia de compra, accesorios de edición limitada... no para el auto, sino para su propietario.

Sin intenciones de ser un superventas, el Fiat 124 Spider es un modelo clave para el fabricante italiano. En Europa, su tarea es avivar la llama de la imagen deportiva de la marca; en Estados Unidos, favorecer el crecimiento de Fiat, que recientemente ha incursionado en el mercado yanqui.