de del

¿Compensa comprar un coche eléctrico?

eándote la compra de un coche eléctrico o un coche híbrido.

Si atendemos a la última estadística ofrecida por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (AFNAC) observamos que el volumen de ventas en España de automóviles eléctricos crece de forma trepidante. Sólo en el mes de agosto del presente año se aumentaron las ventas en un 61,54%.

Aunque estos datos son más que positivos, lo cierto es que aún se alejan mucho del volumen de ventas que presentan los automóviles híbridos, la gran alternativa tanto para los usuarios (por ahorro económico) como para los fabricantes (por emisiones permitidas de CO2).

¿Automóvil híbrido o eléctrico?

Esta parece ser la pugna presente, que tendrá largo recorrido en el futuro, entre los coches eléctricos y los coches híbridos. Su desenlace será resuelto a años vista, cuando una de las dos tendencias se encuentre asentada en el sector. O las dos. ¿Quién sabe?

Por tanto, a la hora de decidir actualmente entre un coche eléctrico, híbrido o los más convencionales como son el diésel o la gasolina hay un punto que debemos tener en consideración. En primer lugar, los coches comprometidos con el medioambiente presentan un índice de precios mayor que los llamados coches convencionales, ello se debe sobre todo a que aún no se encuentran asentados en el mercado y que los costes de producción son elevados. Sin embargo, debemos tener en cuenta que, a largo plazo nos supone un ahorro puesto que recargar los coches, tanto eléctricos como híbridos, tiene un coste muy inferior al de los más convencionales.

La ley, de parte del medioambiente

A pesar de encontrarnos en plena convulsión del sector de la automoción, y ya no sólo alemán, lo cierto es que la normativa comunitaria se encuentra inmersa en un largo proceso de legislación en materia de gases contaminantes producidos por los automóviles.

La ‘Norma Euro’ arrancó en la década de los 90 cuanto ya se empezaba a tener en consideración el compromiso con el futuro medioambiental. Actualmente, y tras un largo proceso que ha facilitado a las industrias motoras su adaptación, esta norma se encuentra en su sexta edición y entró en vigor a partir del 1 de septiembre de 2014.

El medioambiente, tendrá que esperar

Lo cierto es que, y basándonos en datos de la AFNAC, los automóviles más comprometidos con el medioambiente aún tienen mucho que decir. Prueba de ello es que a pesar de aumentar el volumen de ventas, los motores diésel siguen encabezando la lista de ventas en España con un porcentaje del 63,7% frente al 1,7% total de la suma de híbridos más eléctricos. El 34,9% corresponde a los coches de gasolina.

Norma Euro 6

Sin embargo a partir del uno de septiembre de 2015 es cuando la norma ha de aplicarse ya a la totalidad de nuevos vehículos. Se trata de una norma de aplicación comunitaria en la que los coches deben emitir aún menos CO2.

La sexta edición de la normativa europea trata de imponer unas emisiones a los coches de NOx de 80 miligramos por kilómetro. Es decir, supone una reducción del 50% respecto de la normativa anterior.