de del

Carreteras y neumáticos en mal estado, cóctel explosivo para la seguridad vial

Según la información que nos llega desde Infotallertv :

En España la inversión enmantenimiento de carreteras se ha reducido en tres años el 27% y circulan más de 820.000 turismoscon defectos graves en losneumáticos. Estos dos hechos combinados amenazan muy seriamente la continuidad de la senda bajista de la siniestralidad en el automóvil.

Así lo han advertido el RACE y Goodyear, autores conjuntos de “Neumático y asfalto. Juntos por tu seguridad”, un estudio que pone de manifiesto el aumento de accidentes relacionados con la falta de agarre entre neumático y asfalto. Sus resultados llevan a las dos entidades a solicitar a las Administraciones una mayor inversión en nuestra red viaria y la realización de campañas de formación e información al usuario final sobre el riesgo de llevar los neumáticos por debajo de los niveles mínimos de seguridad.

Entre las medidas para combatir esta situación, el RACE y Goodyear apoyan también la puesta en marcha de un Plan Renove de neumáticos, diferente eso sí al que terminó en sonoro fracaso en su primera versión, que ayude a los conductores a la compra de neumáticos más eficientes y con mejores niveles de agarre en mojado (los de clase A en la etiqueta europea de neumáticos). La concienciación del conductor sobre las mejores prácticas al volante y sobre el mantenimiento adecuado de los neumáticos de su vehículos (inspección visual periódica, comprobación de la presión, etc) se estiman esenciales para reducir la siniestralidad.

El RACE revela que las averías en los neumáticos, como pinchazos y reventones, han incrementado el 20% en los últimos cuatro años el número de asistencias en carretera (48.305 en 2013) realizadas por el club automovilístico. El contenido del estudio incluye asimismo un dato estremecedor, procedente de las inspecciones realizadas en las ITV: el 70% de los coches que presentaban defectos graves o muy graves en los neumáticos, la profundidad del dibujo de la banda de rodadura estaba por debajo del límite legal de 1,6 mm.